MAMMA MIA AQUÍ ESTAMOS OTRA VEZ:

MÁS ABBA, MENOS CINE…MENOS MAL

Por: Javier Barrero.

10 años después de “Mamma Mia”, el musical inspirado en el grupo de Pop sueco Abba, llega “Mamma Mia aquí estamos otra vez”, escrita y dirigida por Ol Parker.

Entrar a calificar una película como esta, requiere pinzas. Hay que separar la película del musical. Lo que hizo el director con esta secuela fue resolver parte de los interrogantes que no se dilucidaron en la cinta de 2008.

¿Cómo fue la vida de Donna en la adolescencia? ¿Por qué la duda sobre la paternidad de Sophie? ¿Cómo llegó a esa remota isla griega y montó el hotel? ¿Hace cuánto tiempo son amigas sus dos cómplices? Estas y otras dudas tratan de disiparse en este acercamiento a la verdad de todo este rollo romántico-musical.

La producción reunió de nuevo al elenco de la primera película, como gran acierto sumó nombres estelares para tratar de darle un nuevo aire al contaminado y poco claro pasado de Donna, papel magistralmente interpretado por la mejor actriz de los últimos 30 años del cine mundial: Meryl Streep.

A esta constelación de estrellas le agregó dos que hicieron hasta lo imposible para que este guion tan flojo, por no decir pésimo, no se notara tanto. Cher, la inagotable, la eterna, una vez más combinó sus dotes de actriz con las de cantante sumando sus rasgos físicos particulares, le dio vida a la abuela de Sophie, es decir, a la madre de Donna. El otro gran aporte fue el del cubano Andy García, lejos esta vez de su encasillado papel de abogado o mafioso, encarnó al señor Cienfuegos, administrador del Bella Donna, hotel de Sophie, herencia de Donna. Un hombre maduro, seco, pero eficiente laboralmente que tras esa fachada de ser distante esconde a un hombre adolorido por haber perdido a su único gran amor. Hasta él quedó recompensado en esta colcha de retazos mal tejida.

Eso al hablar de la película. Un completo cúmulo de diálogos absurdos y ridículos. Lo que salva a este material audiovisual es la música. Creo que muchas veces las melodías han salvado auténticos bodrios. Esta vez no es la excepción. No lo es porque la música de Abba es simplemente sensacional, así ninguno de los actores pase el examen como cantante, salvo, obviamente, Cher.

Más que un drama “Mamma Mia aquí estamos otra vez”, es una puerta abierta a disfrutar de las maravillosas canciones del cuarteto sueco que durante mucho tiempo sonaron y son parte de la banda sonora de la vida de algunos de los que pasamos de los 40 y dale.

Destacar además el cameo (Pequeña aparición, término cinematográfico) de Benny Andersson en la película, quien supervisó completamente la música. La interpretación de “Fernando” a cargo de Cher, muy bien lograda.

Esta película no resiste un análisis argumental ni técnico. Simplemente es un espacio de tiempo que nos lleva a elevarnos escuchando las canciones de Abba, así sus intérpretes en este caso sean perversos, salvo Cher.

Si le gusta Abba, si quiere liberar tensiones con música de los 70 y 80, consulte la cartelera cinematográfica de su ciudad. Va a pasar un buen momento. Si espera actuaciones memorables, dignas de candidaturas, guiones coherentes y argumentos creíbles, no invierta su dinero y su tiempo en esta cursilería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here