“Gracias por ser como cristo y no cristianos”. Una de las frases que les dice Bill Maher a varios camioneros que forman parte de la ‘Truckers Chapel (iglesia de camioneros)’, una de las miles iglesias que existen en el mundo que se dedican a glorificar a dios, cada una de ellas le da un nombre diferente…

“Escriban el cheque más generoso que puedan y envíenlo”. Otro  de los apartes que dice un pastor de una comunidad religiosa en este ‘excelente documental que muestra las ridículas creencias religiosas. Ya están en el siglo XXI gente, ya pueden dejar de creer en amigos imaginarios y un zombie que quiere que te comas su carne y bebas su sangre’, comentario escrito de un espectador de la película presentada por Bill Maher, comediante estadounidense que ha tenido serios cuestionamientos durante su carrera sobre el papel de la religión en el comportamiento humano. Razón por la cual es considerada una persona no grata para la religión católica en particular.

Maher viajó alrededor del mundo para hablar con algunos líderes religiosos, conversó con musulmanes, cristianos, judíos, entre otros cultos, para plantearles algunas dudas que tiene desde hace mucho tiempo y que, cuando se ve la película, se da uno cuenta de que son dudas razonables y que, tal vez por el temor que la religión ha infundido sobre la humanidad a través de la historia, nadie se había atrevido a formularles. La historia de Jonás hospedado tres días en el vientre de una ballena, la de la serpiente que tienta a Eva y Adán, entre otras tantas, Maher las hace sentir más cercanas y más humanas de lo que realmente han querido hacerlas sentir las religiones.
Dirigido por Larry Charles y producido en 2008 por el mismo Maher, Religulous, es una visión interesante sobre uno de los temas más evitados siempre: La realidad de las religiones o por lo menos lo que puede llegar a ser real. Si es alguien que no tolera ideas vanguardistas o posmodernas sobre religión, pierde casi dos horas de su vida viéndola. Si por el contrario, asume esto como parte de una nueva forma de ver y de entender su existencia, disfrutará cada segundo del documental. En el afiche promocional se lee en la parte de abajo una de las amenazas que varios dogmas predican “The end is near –El fin está cerca-“, lo cambian por “The truth is near –La verdad está cerca-. ¿Quién sabe? De pronto hasta tienen razón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here